Fiscalizador de Aduanas salvó con graves quemaduras tras explosión y obliga a ser evacuado a Santiago

Una fuga de gas que se habría filtrado desde unas cañerías en malas condiciones hacia las cámaras de desagüe detonó un estallido en el baño de la vivienda fiscal donde habitan los aduaneros, lo que fue causado por un incienso que encendió Rubén Avalos Torres.

Lo que parecía ser el inicio normal de una jornada laboral para un funcionario de la dirección regional del Servicio Nacional de Aduanas terminó en un grave accidente que se desencadenó en una de las dependencias que habitan los trabajadores de aquel organismo en el paso fronterizo Integración Austral, en el sector de Monte Aymond, a 196 kilómetros de Punta Arenas.

Eran pasadas las 7,30 horas de este martes, cuando el fiscalizador Rubén Avalos Torres, de 37 años, se levantó y se dirigió al baño de la vivienda fiscal, lugar donde al encender un incienso se detonó una fuerte explosión, de la cual fueron testigos sus otros seis colegas que ahí habitan, quienes se alertaron tras la magnitud del estruendo. 

El inesperado hecho se gestó a raíz de una fuga de gas que se habría filtrado desde unas cañerías en malas condiciones hacia las cámaras de desagüe, mezclándose con el gas metano de las fosas sépticas.

Constatado lo sucedido, se solicitó la concurrencia de la ambulancia de la Posta de San Gregorio, mientras que los carabineros de la Tenencia Monte Aymond le brindaban los primeros auxilios al funcionario, quien resultó con diversas quemaduras tanto en su rostro como en sus extremidades y su torso, comprometiendo incluso sus vías aéreas, lo que tornó más preocupante el accidente.

Al tratarse de un accidente de carácter laboral, a mitad de camino se efectuó un transbordo del paciente a una ambulancia de la Mutual de Seguridad, cuyos funcionarios trasladaron a la víctima hasta la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Magallanes, donde se mantiene hospitalizado con cerca del 40 por ciento de su cuerpo quemado.

Aeroevacuación

Asimismo, se ratificó que durante el transcurso de esta jornada Rubén será trasladado hasta Santiago en un avión ambulancia, para que sea tratado con los cuidados necesarios debido a la gravedad de sus lesiones. Al conocer los antecedentes el fiscal de turno, ordenó a los peritos del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar) viajar al sitio de la explosión para comenzar las diligencias investigativas de rigor.

Por otra parte, desde la gobernación provincial de Magallanes se indicó que durante este miércoles el complejo fronterizo se encontrará cerrado en su totalidad, por instrucción de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (Sec) debido a que debe realizarse una revisión completa de toda la red de gas del recinto, además del procedimiento policial donde se efectuarán las pericias necesarias para esclarecer con certeza lo acontecido.

Finalmente, Jorge Restovic, secretario general de la Asociación de Funcionarios de Aduanas (Anfach), lamentó el accidente, recalcando que se está analizando presentar acciones judiciales a raíz de esta explosión, e informó que desde mañana jueves el paso fronterizo operará desde las 9 a las 21 horas, porque “ya no puede quedarse gente a alojar ahí porque todo el sector está comprometido”.

“Lo más probable es que nosotros interpongamos una querella criminal contra quienes resulten responsables, porque acá creemos que existe negligencia porque esto es una situación que se viene informando hace meses”, puntualizó.

La Prensa Austral

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*