Manifestación contra políticas del gobierno terminó con desmanes, detenidos y carabineros lesionados

Un enfrentamiento entre un grupo pseudo anarquista y miembros del Partido Comunista fue el quiebre de lo que había sido una marcha pacífica que congregó a más de 300 personas en torno a la consigna “500 razones para protestar”.

Cuatro personas fueron detenidas por efectivos de Carabineros en pleno centro de Punta Arenas, luego de que pasadas las 20,30 horas de anoche concluyera con desmanes y desórdenes públicos una marcha pacífica cuya consigna indicaba “500 razones para protestar”, la cual congregó a poco más de 300 personas.

Los manifestantes comenzaron a agruparse minutos antes de las 19 horas en la intersección de las calles Armando Sanhueza con Errázuriz, donde hace algunas décadas funcionaba la sede de la Federación de Trabajadores de Magallanes.

Al lugar concurrieron cerca de 40 organizaciones sociales, las que portaban lienzos y consignas con el lema “nos unimos, nos cansamos”, cuyo esencial propósito apuntaba a reclamar por el descontento social existente respecto a una serie de políticas que impulsa el gobierno, tales como la reforma al actual sistema de pensiones, las erradas gestiones en las áreas de educación y salud, además de diversas expresiones a favor de la lucha feminista. A nivel local, los cánticos apuntaban a la celebración de los 500 años de la primera circunnavegación a la Tierra, a través del estrecho de Magallanes, el genocidio a los pueblos originarios y el daño medioambiental que ha significado la industria minera y salmonera en los últimos meses.

Luego de que los manifestantes marcharan hacia el oriente por calle Errázuriz, la columna se desvió hacia el norte por calle José Nogueira, deteniéndose un minuto frente al municipio donde gritaron fuertes consignas en contra del alcalde Claudio Radonich, para luego replegarse hacia el asta monumental, donde se montó un pequeño escenario en el cual se vociferaron algunas peroratas y se recitó un poema.

Disturbios

No obstante, a eso de las 20 horas, estallaron los disturbios cuando un grupo pseudo anarquista increpó e insultó a conocidos miembros del Partido Comunista, denominándolos “traicioneros y vendidos” al pretender politizar la manifestación social. Aquello derivó en confrontaciones aisladas entre ambos bandos, pero el momento en que la tranquilidad se quebró fue cuando el máximo dirigente local del PC, Dalivor Eterovic, fue golpeado por uno de los antisociales.

Al instante, efectivos de Fuerzas Especiales procedieron a detener a los presuntos agresores e incitadores. Esto enervó los ánimos, volviendo a unirse todos en contra de la fuerza pública.

De este modo, el personal de Orden fue acorralado por la turba debiendo retroceder hasta la intersección de las calles Waldo Seguel con Bories, lugar donde los actos de violencia escalaron a tal punto que resultaron lesionados el suboficial mayor Roberto Aguilera Cordero, el teniente Jorge Núñez Fuentes y el capitán Francisco Febre Santos, este último con una fractura en la segunda vértebra coccigia, constatando igualmente daños en un radio portátil.

Transcurridos los minutos, se confirmó la identidad de los detenidos, siendo estos Millaray Luna Palma Contreras (28), Cristián Arturo Serón Torres (38), Joaquín Ignacio Hernán Espinoza Velásquez (22) y Justine Marie Bertolino (21), esta última de nacionalidad francesa, los que fueron arrestados por desórdenes públicos, maltrato de obra a Carabineros y daños en monumentos patrimoniales. Cabe consignar también que un reportero de un medio regional recibió gas pimienta en sus ojos, debiendo ser trasladado por el Samu hasta el Hospital Clínico, sin sufrir lesiones de consideración.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*