El tiempo pasa… y los vecinos de calle Pedro Bórquez comienzan a impacientarse

Proyecto de mejoramiento nace en calle Fagnano con Arauco y se extiende hasta Bahía Decepción.

Los vecinos de calle Pedro Bórquez, vía que abarca las poblaciones Carlos Ibáñez y El Pingüino, cambiaron el viejo refrán de que “para ser bella hay que ver estrellas”, por este otro: “para tener una calle pavimentada la paciencia debe estar cimentada”.

La gente entiende que las obras que ejecuta la empresa Vilicic, por encargo del Serviu, son para mejorar su calidad de vida. En eso no hay contradicciones, muy por el contrario valoran la millonaria inversión.

El problema es que a partir de octubre del año pasado, el proyecto tiene un plazo de ejecución de 450 días, aproximadamente un año y tres meses, y encuentran que ha sido eterno el cierre de la calle Pedro Bórquez, entre Bahía Decepción y Sara Braun.

La empresa está legalmente dentro de los plazos, ya que según esto a fin de año estarían terminando los trabajos.

El problema es que el proyecto no es sólo el mejoramiento de la calle Pedro Bórquez, sino que abarca calle Fagnano.

De acuerdo al reporte que entregó ayer el Serviu a La Prensa Austral, las obras llevan un 36 por ciento de avance, de un total de 1.770 metros lineales de calzada. Esto permitirá unir las vías Pedro Bórquez y Fagnano, pasando por la franja de tierra que en julio del año pasado entregó el Regimiento Pudeto.

La inversión total asciende a los 3 mil 200 millones de pesos.

Cuatro frentes
de trabajo

La constructora está trabajando en cuatro frentes: uno es Pedro Bórquez, entre Bahía Decepción y Avenida Eduardo Frei, donde además de la pavimentación se considera muros de contención a lo largo de la acera oriente.

El segundo tramo es Fagnano, entre Frei y calle Rancagua, donde la actual franja se amplía donde está el Regimiento Pudeto.

El tercer tramo toma la nueva calle, entre Rancagua y Zenteno, con 20 metros de faja simple, en ambos sentidos de pavimento, acera a ambos lados de la vía y una ciclovía por el lado norte.

Y el cuarto y último frente es la calle Fagnano, entre Zenteno y Arauco, donde van muros de contención a lo largo de la acera oriente.

Vecinos impacientes

En Pedro Bórquez, entre Sara Braun y Bahía Decepción, la empresa mantiene cerrada la vía porque actualmente trabajan en la construcción de aceras, muros de contención, sumideros de aguas lluvias y alumbrado público.

De acuerdo al último informe, las calzadas se encuentran prácticamente construidas en su totalidad.

Afectados

Angélica Pérez, del Almacén y Panadería Doña Mirta, en calle Pedro Bórquez 0697, esquina Eusebio Lillo, siente que el cierre de la calle ha sido por mucho tiempo. “Esto ha repercutido bastante en las ventas y en los clientes que pasan a comprar en vehículo. De hecho se nos han ido muchos”, dijo la comerciante, aunque de paso reconoció que “con el tiempo esto será muy positivo para nosotros. Pero de que nos ha afectado en las ventas, claro que si”.

Claudia Arbunic, prima hermana de la ajedrecista Giovanna Arbunic, tiene un kiosco y también se ha visto afectada por el cierre de la calle Pedro Bórquez, “porque ya casi nadie pasa por acá a comprar. Las ventas bajaron mucho y por lo que nos dijeron los trabajos van a estar listos hasta el otro año”.

Otro vecino, Víctor Bustos Aburto, lamentó el cierre tan prolongado de la vía principal. “Habían dicho que en julio entregarían la calle pero ya es demasiado y molesta esto a los vecinos. Para nosotros es un tremendo problema tener tanto tiempo cerrado esta calle, sobre todo para los adultos y gente que espera locomoción”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*