Rapero santiaguino fue enviado a la cárcel tras ser acusado de asaltar a adolescente

– La víctima pudo avistar a un conocido entre los cuatro individuos que lo abordaron, el cual posteriormente colaboró con la investigación y sindicó a Rodrigo Salgado Rivera, proveniente de la comuna de Puente Alto, como el autor del hecho.

A la cárcel fue enviado ayer tarde un rapero proveniente de la comuna de Puente Alto, Región Metropolitana, luego de ser acusado de asaltar a un adolescente a fines del mes pasado, y además que su libertad fuera considerada como un peligro para la seguridad de la víctima y de la sociedad.

Los hechos imputados a Rodrigo Andrés Salgado Rivera, de 28 años, en la audiencia de formalización efectuada en el Juzgado de Garantía de Punta Arenas se remontan a aproximadamente las 0,40 horas del domingo 28 de julio, cuando la víctima de iniciales J.A.C.S., de 17 años, transitaba por Avenida Colón y al llegar a la altura donde se emplaza el edificio de la Cruz Roja fue abordado por un grupo de cuatro individuos, de los cuales el acusado le arrebató de sus manos su teléfono y junto con ello le señaló que si lo seguía lo iba a apuñalar, lo que provocó en el adolescente temor para intentar recuperar su especie.

Posteriormente, el menor de edad concurrió hasta la PDI, donde prestó una declaración en la que precisó que minutos antes del suceso estuvo en la Plaza de Armas, pudiendo ver a unos jóvenes rapeando de los cuales reconoció a un conocido que lo apodaban “Pinocho”. Tras marcharse de aquel lugar se desplazó por Avenida Colón y al llegar a calle Quillota fue asaltado. En ese momento se percató que “Pinocho” era uno de los que andaba con el imputado.

“Pinocho” aseguró ante la PDI haber sido testigo del delito, pudiendo reconocer al imputado por un sobrenombre y a la víctima como otro joven que canta hip hop en la Plaza, con quien siempre se ha llevado bien. También relató que el teléfono sustraído se lo quedó Salgado Rivera, sin embargo éste no ha podido ser recuperado a la fecha.

Tras ser identificado el autor, se solicitó una orden judicial para su detención lo cual se materializó en la noche del viernes. Cabe señalar que este joven registra condenas por consumir drogas en lugares públicos, y asimismo no cuenta con un arraigo permanente en la zona, ya que en la audiencia manifestó que viajaba por el país haciendo “música urbana”.

Estos antecedentes fueron suficientes para que la jueza Connie Fuentealba decretara la prisión, tal cual lo solicitó la fiscal Romina Moscoso.

La Prensa Austral

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*