Zona Franca de Río Gallegos habilitada para entrar en funcionamiento dentro de 90 días

– Las compras en el polo comercial trasandino no podrán exceder los US$600 mensuales y en particular para el caso de los residentes de Santa Cruz, se podrán acumular 4 meses y desembolsar US$2.400 en una compra.

El jueves de esta semana, luego de tres años y medio de demora, la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) de Argentina habilitó finalmente la Zona Franca de Río Gallegos, lo que permitirá que los locatarios puedan gestionar el ingresos de las mercaderías que ya han comprado, algunas de las cuales se encuentran alojadas en depósitos de Punta Arenas y Zona Franca de La Plata, por mencionar algunos.

A partir de este paso, se estableció un plazo de 90 días para culminar la implementación de los locales y dar paso a la inauguración respectiva, que podría darse en dicho lapso o en los próximos tres meses.

Lo anterior fue confirmado por Marcelo Ferrero, quien se prepara junto a un socio para abrir los locales Río Home y Río Toys, de tecnología y juguetes, respectivamente. “Estábamos preocupados, para nosotros la larga espera fue bastante traumática, porque la inauguración se venía anunciando hace tres años y recién ahora hemos logramos la habilitación para la apertura en tres o cuatro meses más. Era tensionante porque los proveedores nos preguntaban ¿Y, cuándo?. Pero ya está”.

Indicó que una vez en operaciones, la Zona Franca permitirá la venta de todo tipo de productos importados, excepto armas y municiones. “En un comienzo, se dará arranque en uno de los tres edificios contemplados, que es de 2.500 m2, en el que habrá ocho locales y seis módulos pequeños en los pasillos (islas), destacando diversos tipos de indumentaria, repuestos y accesorios para vehículos, además de artículos del hogar, juguetería, electrónicos, como también perfumes y licores”.

Capitales en casa

Acotó que el resultado de las obras constructivas ha resultado positiva, desde los aspectos de diseños como de infraestructura, restando la instalación de calefacción, luminarias, además del software necesario para llevar a cabo el control de franquicias y de cupos, entre otros aspectos. “Una vez que esté todo andando, la idea es que el recinto ayude a que los capitales argentinos no escapen de forma masiva. Claro está, las ofertas que habrá no van a cubrir todas las necesidades que tenga la gente y en ese sentido, la de Zona Franca de Punta Arenas seguirá siendo líder, tanto por los años de experiencia que tiene como por su variada oferta. Claramente, esa ciudad no va a dejar de ser visitada por los argentinos, ya que no solamente es un destino para realizar compras, sino también para pasear”, dijo acotando que las compras en el polo comercial trasandino no podrán exceder los US$600 mensuales y en particular para el caso de los residentes de Santa Cruz, se podrán acumular 4 meses y desembolsar US$2.400 en una compra. 

Apertura al turismo e integración

Pero además de los incentivos económicos que abre la habilitación de este nodo de comercialización, Marcelo Ferrero vislumbra otra potente alternativa de desarrollo para los argentinos. “Tener una Zona Franca en la ciudad permitirá incrementar la actividad turística y el intercambio de visitantes con Punta Arenas, como de quienes utilizan las rutas desde Bariloche hasta Calafate.  Incluso ya se está hablando de la posibilidad de modificar el puerto para recibir cruceros que pudiera beneficiar no sólo a la provincia de Santa Cruz, sino a toda la región”. 

La Prensa Austral

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*