Folclorista muere al ser embestido por camión

Consternados los integrantes del conjunto folclórico Tamar y del Clan Quinchamán recibieron la dolorosa noticia de que uno de sus más activos miembros perdió trágicamente la vida durante la mañana de ayer.

Se trataba de Francisco Alberto Alvarado Quintui, de 65 años, quien pasadas las 8,30 horas de ayer se encontraba desempeñando labores como guardia de seguridad para la empresa Pesca Chile, localizada en el kilómetro 5,5 de la Avenida Carlos Ibáñez del Campo, en el sector de Tres Puentes.

Por causas que son materia de investigación, el conductor de un tracto camión que se desplazaba en el interior del acceso perimetral de la referida empresa, habría efectuado una maniobra con la máquina de gran tonelaje, lo que implicó que el adulto mayor fuera embestido por la parte lateral del vehículo y a la postre sus extremidades inferiores quedaran bajo las enormes ruedas del mismo, resultando con lesiones de gravedad.

Inmediatamente, se trasladó al lugar personal del Sistema de Atención Médica de Urgencia (Samu), que le brindó los primeros auxilios mientras era trasladado hasta la Clínica Magallanes. Sin embargo, el crítico estado en que quedó como consecuencia del accidente laboral, derivó en su posterior fallecimiento, a eso de las 13 horas.

Por instrucción del fiscal de turno, hasta el sector se desplazó un equipo de la Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito (Siat) de Carabineros para la realización de las diligencias del caso, sin embargo al tratarse de un accidente laboral compete la intervención del Instituto de Seguridad Laboral, encargado de llevar a cabo las indagatorias correspondientes para determinar si hubo algún tipo de negligencia que hubiese originado el evento.

Según los primeros antecedentes, el encargado de resguardar la seguridad habría salido de la garita en la cual trabajaba sin que el chofer se percatara de su presencia. Este último fue identificado como José Vega Gajardo, de 61 años, quien habría manifestado preliminarmente que no recuerda dónde pudo haberse situado la víctima al momento del accidente.

Pesar en el mundo de la música

Francisco Alvarado, era conocido por sus amigos como “El tío gorilón”. Estuvo casi toda su vida ligado a la música, participando activamente y siendo uno de los fundadores del Conjunto Folclórico Tamar, el cual presidía y que formaba parte hace 27 años, estando estrechamente ligado a la Agrupación de Conjuntos Chilotes (Acochi). Su repentino deceso caló hondo entre sus más cercanos, aquellos que el próximo 5 de agosto se preparaban para festejar un nuevo aniversario de la referida grupo costumbrista.

El incansable músico era el encargado de poner el entusiasmo y la alegría en cada presentación, destacándose como segunda voz, tocando la cacharaina y siendo bailarín hasta su operación a la cadera, mientras que actualmente era el encargado de percutir el bombo.

Valy Núñez es una de las integrantes de Tamar y tras conocer su desenlace fatal quedó devastada. Rememoró aquellos ensayos que se organizaban en su casa, los que generalmente se adecuaban a los horarios que tenía Francisco en su trabajo.

“El era muy activo en nuestro conjunto, no saben cuánto lo sentimos porque él era la persona que ponía la alegría. La persona que más disfrutaba con la música era él. Ahora sin él ya no va a ser lo mismo. Nos dejó muy mal a todos porque fue un accidente tan trágico y violento. Él pudo superar muchos problemas y salió adelante, él se preocupaba de todo, y mucha gente va a llorar a Panchito porque era una persona muy especial. Es una pérdida muy grande para nuestro conjunto porque éramos poquitos y él siempre nos alentaba. Tenemos mucha pena pero por él vamos a seguir adelante hasta que podamos”, relató con tristeza a La Prensa Austral, lamentando que es el tercer integrante que ha fallecido en los últimos años.

Pero Tamar no era el único grupo que conformó. También fue miembro por cinco años del Clan Quinchamán, donde con pasión rasgueaba el huiro al son de las clásicas rancheras. Al respecto, Camilo Quinchamán manifestó que “es un hecho que nadie se lo esperaba, compartimos muchos escenarios con el tío Pancho, él para decir que no, lo pensaba dos veces, siempre estaba para ayudar al resto y a pesar de tener sus años compartía con la juventud como si fuera de la misma edad”.

Su cuerpo será entregado al mediodía de hoy por el Servicio Médico Legal a sus familiares, y el velatorio tendrá lugar en la sede Hijos de Calbuco, frente al Unimarc Sur, donde será homenajeado con música por ambos conjuntos que integró.

La Prensa Austral

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*