Matrimonio del barrio “18” se encontró cara a cara con un ladrón dentro de su domicilio

El hecho se suscitó pasado el mediodía, cuando la pareja regresó a su vivienda y sorprendió en el segundo piso al antisocial, quien agredió a los dueños de casa para poder darse a la fuga con 110 mil pesos en efectivo.

Un susto de proporciones tuvo un matrimonio luego que la tarde de ayer, al momento en que regresaban a su vivienda emplazada en la población 18 de Septiembre, se encontraron frente a frente con un solitario asaltante al interior de la propiedad.

El suceso se registró poco antes de las 12,30 horas de ayer, cuando ambas personas que habían salido durante la mañana a efectuar diversos trámites en el centro retornaron a su hogar emplazado en calle Mariano Egaña. Fue en ese momento que al abrir la puerta y acceder al interior, sorprendieron a un sujeto alto y de unos 30 años que registraba las habitaciones del segundo piso, encontrándose cara a cara con el antisocial.

Producto de lo anterior, el ladrón fue encarado y él en su desesperación para escapar, agredió a las víctimas que intentaban retenerlo hasta la llegada del personal policial. Tras ello, el individuo logró darse a la fuga en dirección desconocida, mientras que los propietarios de la vivienda sufrieron diversas lesiones de carácter leve producto de los golpes que les propinó el delincuente.

Tras concurrir una patrulla de Carabineros, se informó de lo sucedido al fiscal de turno, quien instruyó a los funcionarios del Laboratorio de Criminalística (Labocar) efectuar los peritajes pertinentes para encontrar alguna evidencia o vestigio que pudiera dar pistas sobre la identidad del sujeto.

“Al interior de este domicilio se encontraron rastros y señales de registro tanto de las habitaciones como de algunos mobiliarios que se encontraban en el lugar. Se procedió a la aplicación de polvos reactivos reveladores de rastros dactilares encontrando señales y evidencias de tramados de guantes sobre la superficie, específicamente desde un joyero”, explicó la jefa del Labocar, capitán Constanza Cerpa.

En la labor policial, los peritos hallaron un gorro de lana y también tomaron muestras de células epiteliales desde una herramienta que fue hallada por la víctima, ambas evidencias que fueron trasladadas hasta el laboratorio de criminalística con la finalidad de realizar los análisis biológicos para la obtención de un perfil genético.

Cabe señalar que las ventanas no mantenían sus respectivos seguros activados, por lo que se presume que el antisocial pudo haber ingresado por aquella vía. A la vez se constató el robo de 110 mil pesos de dinero en efectivo. Finalmente, al cierre de esta edición no se constató la detención del responsable de este hecho delictual.

La Prensa Austral

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*