Agricultora natalina vende en un día primera cosecha producida con temperaturas bajo cero

– “Ahora el desafío es disminuir los tiempos de producción y masificar la propuesta”, precisó Clarina Helmer, jefa de Area de Indap, en la turística localidad.

Costó pero al final resultó. En el desenlace, de poco más de dos meses, cada una de las mesas de producción hidropónica sumó cerca de 350 lechugas. Y la variedad estuvo dominada por las Lollo Bionda, de intenso verde, hojas rizadas, suaves y muy ricas en vitaminas A y B.  Y otras del tipo Roble Verde, con excelente aporte de Omega 3 y la Roble Roja, generosa en nutrientes, vitaminas A, C y betacaroteno que actúa como antioxidante.  

“Se veía muy lejos, parecía imposible. Ahora estoy feliz, con mi marido todos los días seguimos atentos el proceso y las instrucciones. A veces pensábamos que no iba a resultar, cuando las temperaturas bajaban los 4 grados y la planta parecía desvanecerse, pero tenemos una hermosa cosecha y ya construimos otra mesa para aumentar la producción”, dijo Lidia Catepillán, agricultora usuaria de Indap en Puerto Natales.

Una vez cosechadas las lechugas, los dueños de restaurantes gourmet de la turística localidad aprobaron con nota siete la calidad del producto.  El valor de $1.000 cada una se paga con creces, considerando frescura, calidad, inversión y tiempo destinado.   

“Nuestra especialidad son las recetas chilenas contemporáneas y parte de nuestra filosofía es enaltecer el producto local, generando lazos directos con los productores.  Los turistas prefieren lo fresco y lo local y eso es lo que ofrecemos, una muestra son las lechugas que hoy nos entrega la señora Lidia”, explicó Paula Ortiz, dueña del Restaurante La Lenga.

Asimismo asegura que el desafío es mantener la producción todo el año, estimando la demanda y el interés que despierta.  Sólo en la última temporada (octubre a abril) al Parque Nacional Torres del Paine ingresaron casi 220 mil turistas y todos, en su mayoría, pasan por Puerto Natales.

Los productos los reparte la propia agricultora o bien los interesados van al predio y cosechan la lechuga que más les cautiva.

“Quebrar la mano al invierno”

El desafío inicial era alcanzar la cosecha en 45 días, tal cual ocurre en la Región del Maule. Pero las bajas temperaturas y la poca luz del invierno fueron el principal obstáculo.  Aun así el experimento desarrollado en el invernadero de la agricultura Lidia Catepillán fue exitoso y los técnicos valoran la primera producción desarrollada con temperaturas bajo cero.

“Le quebramos la mano al invierno, ahora hay que ver cómo mejoramos lo que se logró. En Puerto Natales, las horas de luz día son mucho menor en invierno y eso influye en el rápido desarrollo de la planta. Hay que hacer mejoras en el invernadero y quizás utilizar un doble fondo en el estanque de agua para que no haga contacto con el suelo”, explicó Michel Escobedo, agricultor de San Vicente de Tagua Tagua que entregó los secretos de la hidroponía a 22 de sus pares en Puerto Natales.

La idea de probar la hidroponía nació en noviembre del año pasado, en la Región de O’Higgins, cuando un puñado de agricultores en una gira técnica de Indap conoció el éxito del emprendimiento agrícola “Doña Nancy” que dirige Michel Escobedo. 

En tanto, Clarina Helmer, jefa de Area de Indap en Puerto Natales, aseguró que la experiencia entregó antecedentes y datos fundamentales para utilizar en el futuro.

“El aprendizaje de haber sacado la cosecha no da importantes datos de cómo y cuántos ingredientes utilizar, y la importancia de utilizar mallas anticongelantes que en los momentos de más frío cubran la planta”, precisó Helmer.

A su vez, señaló que “ahora el desafío es disminuir los tiempos de producción y masificar la propuesta”.

Por su parte, el seremi de Agricultura, Alfonso Roux, valoró el trabajo de Indap y el compromiso del gobierno regional.  “Durante el invierno, antes de llegar a la mesa del comensal, los productos agrícolas deben recorrer desde el centro del país miles de kilómetros, en el camino pierden el sabor y la textura por los golpes de frío. Esa historia podría empezar a cambiar con la implementación de la hidroponía”, precisó. 

La iniciativa fue financiada con fondos del convenio suscrito entre Indap y el gobierno regional de Magallanes, a través del programa de Transferencia Tecnológica y Desarrollo para la Agricultura Familiar Campesina.

La Prensa Austral

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*