Punta Arenas: Desbaratan otra fiesta clandestina con 23 personas en sector Empart

Justo al mediodía de este domingo la coordinadora regional de Seguridad Pública, Pamela Flores, recibió el llamado de otra fiesta clandestina que había sido denunciada por vecinos que escuchaban música de alto volumen y habían visto movimiento de gente.

Al estar la ciudad de Punta Arenas en Fase 2, con cuarentena total el fin de semana, se envió a una patrulla del Ejército al sector del pasaje Santiago, en la población Empart, donde se constató que era efectiva la denuncia. Ante ello se llamó a Carabineros para adoptar el procedimiento.

Pamela Flores explicó que al llegar Carabineros al lugar, los ocupantes de la casa se negaron al ingreso de los policías y fue necesario contactar a la autoridad de Salud, que en tiempo de emergencia sanitaria, tiene la facultad para autorizar el ingreso.

“Así se constató que habían 24 personas dentro de la vivienda, 23 de ellos mayores de edad y un menor de edad de 6 años. Todas de nacionalidad colombiana. Había consumo de alcohol, música, dando cuenta de la fiesta”, explicó la coordinadora regional de Seguridad Pública.

El operativo que generó un numeroso despliegue de personal policial y militar llamó la atención a numerosos vecinos del sector a medida que cada uno de los participantes de la fiesta debió salir a la calle para que fueran verificados sus documentos por Carabineros y personal de la Policía de Investigaciones. Estos últimos constataron además que cada una de las personas están legalmente residiendo en el país.

A todos se les cursó el inicio de sumarios sanitarios por infringir la normativa sanitaria por el artículo 318 del Código Penal. Todos quedaron en libertad y apercibidos por orden del fiscal de turno que los citará próximamente ante el Ministerio Público.

Todas las personas que incurren en este tipo de faltas y dependiendo de las agravantes se exponen a ser sancionadas al pago de multas que fluctúan entre 1 y 1.000 Unidades Tributarias Mensuales.

Llamado a la responsabilidad

Esta fue la segunda fiesta que fue desbaratada por autoridades sanitarias y policiales, luego que en la madrugada del sábado se disolviera otra fiesta clandestina, en el sector de calle Bellavista, donde participaban 20 personas de las cuales 11 de ellas son extranjeras y 9 chilenas.

La coordinadora regional de Seguridad Pública, Pamela Flores, opinó que aparentemente muchos en la comunidad le han perdido un poco el miedo al virus. Y ella lo atribuye quizás al tema de la vacunación, que si bien es una tremenda luz de esperanza para combatir el virus, no nos hace inmune y si “nos contagiamos nos podría generar menos gravedad en los síntomas”.

Por ello llamó a mantener las conductas de autocuidado. “Seguimos en fase 2 donde no se pueden hacer reuniones sociales, fiestas ni atención en locales nocturnos. Como hemos visto que la población se ha relajado en ese sentido es que hemos puesto más énfasis en estas fiscalizaciones. Llevamos más de un mes buscando o recibiendo llamados de denuncias, acudiendo al lugar para verificar si es efectivo o no”, dijo Pamela Flores.

Además, precisó que al conocerse de la efectividad de estos operativos es que los vecinos también están atreviéndose a denunciar las conductas irresponsables en las que incurren algunas personas como organizar fiestas clandestinas.

Indicó que las denuncias se pueden hacer de manera anónima al teléfono de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Punta Arenas: 800800134. También se dispone de un celular que conecta con una persona de Salud, que sólo es para denunciar fiestas clandestinas y no ruidos molestos que hay que hacerlo a Carabineros. Este número de Salud es el celular +56 9 68325859 y se puede enviar un whatsapp con la información clara y precisa respecto a la ubicación del lugar para que se acuda a realizar la fiscalización y eventual procedimiento si procede.

La Prensa Austral

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.