SAG Magallanes recuerda la importancia de respetar la avifauna costera.

Ríos, humedales, lagos y costas magallánicas albergan una gran diversidad de especies protegidas

 

Punta Arenas, 10 de febrero de 2021. Las altas temperaturas pronosticadas para los próximos días en la región de Magallanes, prevén un aumento de visitantes a las zonas lacustres y bordes costeros de la región, quienes buscan capear el calor y disfrutar de las inusuales temperaturas.

Por ello, SAG Magallanes llama a la comunidad a respetar las aves que habitan los bordes costeros de la región, sitios donde en época estival realizan actividades de alimentación y crianza. En este sentido, el médico veterinario y coordinador de fauna silvestre de SAG Magallanes, Rodrigo Molina Uriarte, señaló que “es necesario recordar que los mismos espacios que la comunidad utiliza para recrearse, son el hábitat de un sin número de especies que dependen de estos ambientes para su desarrollo. Es así como la desembocadura del Río San Juan, es un área critica para la reproducción del Canquén Colorado, especie en peligro de extinción. La costanera del Estrecho de Magallanes alberga colonias de Cormorán Imperial, cuyos individuos juveniles o pichones, en esta época aprenden a volar, lo que hace que muchas veces estén descansando en la playa, lo que no significa que se encuentren heridos o abandonados por sus padres. Otro ejemplo, es la costanera de Puerto Natales, donde cisnes de Cuello Negro y Coscorobas pueden ser observados alimentándose junto a sus crías”.

“Es importante aprender a cohabitar con la vida silvestre, en especial en la época de crianza, ya que cualquier intervención supone una disminución en el éxito reproductivo de estas especies que son tan características de nuestros paisajes costeros de la Patagonia”, puntualiza el veterinario.

Nicolás Soto Volkart, encargado regional de recursos naturales renovables y médico veterinario de SAG Magallanes, agrega “cada año, SAG recibe decenas de denuncias de ciudadanos que, por desconocimiento, retiran polluelos de la playa para intentar auxiliarlos, situación que contrario a ayudar, altera la crianza y las relaciones ecológicas naturales en dicha comunidad de aves, obligando muchas veces a completar este proceso en cautiverio”.

“Distinta es la situación cuando los animales se ven heridos producto del accionar del hombre, destacando aquí un factor relevante que atenta contra el éxito reproductivo de muchas aves, que es la presencia de perros con libre deambular por la playa, provocando disturbios en el ciclo natural de crianza de las aves, y no con poca frecuencia atacando con crueldad a los pollos y juveniles que aún no aprenden a volar”, enfatiza Soto.

Dado lo anterior, SAG Magallanes, hace un llamado a la comunidad a colaborar en el cuidado de la avifauna local, evitando aproximarse demasiado a las colonias, no alterando el entorno y los ciclos naturales de dichos ecosistemas, manteniendo permanente y estricto control de las mascotas, y a no intervenir los sitios retirando las crías de su hábitat. Cabe recordar que la intervención y levantamiento de nidos y sus crías se encuentra sancionado por la Ley de caza. Finalmente, el llamado es a aprender y valorar nuestro valioso y exclusivo patrimonio natural.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.