Alcalde Roberto Cárdenas solicita que el turismo sea considerado un servicio esencial para la reactivación económica

Dada la actual situación en la Provincia de Última Esperanza con respecto a la industria turística, la confirmación de la reapertura del Parque Nacional Torres del Paine para el día 26 de noviembre y la voluntad del gobierno respecto de la reactivación de la economía, es que el Alcalde de Torres del Paine, Roberto Cárdenas Silva ofició al Ministro de Economía Fomento y Turismo, Lucas Palacios Covarrubias, para considerar la definición de las actividades turísticas como servicios esenciales en la Provincia de Última Esperanza.

En el documento enviado por la autoridad comunal se expresa que “el Alcalde que suscribe, tiene a bien solicitar a Ud. la consideración de definir las actividades turísticas como Servicios Esenciales en la Provincia de Última de Esperanza”.

Los lineamientos para definir servicios esenciales se basan en sostener una base económica durante una situación de emergencia, considerando esto el alcalde manifiesta en el documento que “el destino turístico Torres del Paine (que incluye territorialmente a las comunas de Natales y Torres del Paine), es uno de los más importantes del país, y en consideración a que la actividad turística es una de las principales actividades económicas de la provincia, se puede afirmar que esta industria es fundamental para sostener una base económica durante la emergencia, que a consideración de esta autoridad comunal, es estratégica para la economía regional”.

Los últimos hechos ocurrido en Última Esperanza han mostrado la gran preocupación del sector turístico, que se ve entrampado ante las medidas preventivas de salud lo que impide el normal funcionamiento de una industria que favorece cada año un sin número de familias que depende de los diversos trabajos que otorga esta actividad, en este sentido el alcalde enfatiza en que “La actividad turística regional se encuentra en riesgo y exponer las actividades a las limitantes de una cuarentena, ad portas de la temporada turística tradicional, pone en riesgo la economía regional, por lo que es sumamente necesario tener certezas de que esta industria seguirá su funcionamiento durante toda la temporada, ya que es fuente de miles de empleo en la región”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.