Subsecretario Zúñiga valoró mejoría en Magallanes, pero descarta levantar la cuarentena que lleva 9 semanas

Advierte presión asistencial de Unidades de Pacientes Críticos y destaca llegada de refuerzos médicos.

Si bien destacó la disminución en los contagios por Covid en la región, el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, descartó reducir las restricciones sanitarias implementadas y señaló que aún no es el momento de levantar la cuarentena. En su paso por Magallanes, la autoridad de Salud se refirió a la situación de la red asistencial, la ampliación de camas críticas y la división que se vio reflejada entre los distintos estamentos del Hospital Clínico.

Sobre la permanencia de la cuarentena, el subsecretario dijo que no se puede avanzar a la fase dos de la estrategia Paso a Paso ya que aún los niveles de incidencia de casos nuevos en la región son muy altos. “Si bien hemos bajado a la mitad de lo que había hace diez días, aún son muy altos. Vemos que hay una luz al final del túnel y que hay una tendencia a la baja de casos, pero no se puede bajar los brazos, ni el nivel de alerta, aún es necesario continuar bajando la cantidad de casos diarios”, planteó Zúñiga, quien insistió en la necesidad de mantener todas las medidas sanitarias de carácter preventivo.

Frente a la petición de las familias magallánicas de levantar el confinamiento por el impacto social y económico que ha tenido en la población, la autoridad demandó un esfuerzo adicional. “Estamos saliendo, pero todavía no es el momento de levantar la cuarentena. Es necesario continuar bajando la cantidad de casos y es por eso que es muy importante que se adopten las medidas necesarias, la intendenta Jennifer Rojas ha hecho un trabajo extraordinario en la revisión de estos permisos para que no se mal usen y la cuarentena tenga el impacto que necesitamos”.

Situación de la red asistencial

En cuanto a la ocupación de camas Uci, manifestó que se ha hecho un esfuerzo importante, al aumentarse la capacidad de cuidados intensivos en un 400 por ciento. Explicó que en el Hospital Clínico se pasó de seis a 24 camas de cuidados intensivos, agregando que es un trabajo extraordinario, pero que provoca una mayor sobrecarga laboral en el personal. “Por eso hemos enviado profesionales de la salud desde distintas zonas del país a ayudar a Magallanes. Esa fue una iniciativa que nació desde acá y es que el primer equipo que se movió a ayudar a otro hospital nació acá”.

División en Hospital Clínico

En cuanto a la división surgida entre los estamentos del Hospital Clínico en medio del manejo de la pandemia, Arturo Zúñiga puntualizó que en todos los lugares donde hay personas, en que se trabaja en crisis, especialmente en esta emergencia que ha sido la peor en los últimos cien años, “es normal que hayan roces, ocurre en el Minsal, en otros hospitales y pasa acá, pero eso no empaña el trabajo y no implica que este se esté realizando mal, todo lo contrario”.

En su nueva visita por la región se reunió con los gremios del hospital, donde se abordaron las diferencias existentes entre la labor del director del hospital y del jefe del Servicio de Salud Magallanes. “Quedo muy tranquilo en que estas discrepancias se producen por el sentido de ir mejorando la labor que se realiza diariamente. Además quedo muy tranquilo porque el trabajo que se ha desarrollado por el Hospital Clínico ha demostrado su enorme potencial y esperamos que ese potencial se aboque a resolver las listas de espera y todas las atenciones que se han postergado por estos meses”, concluyó.

La Prensa Austral

Be the first to comment

Deja un comentario