BancoEstado desistió participar en compraventa del rodoviario

No obstante, dos nuevas instituciones financieras están interesadas de tomar parte en el leaseback

El BancoEstado desistió de firmar con el municipio de Natales el contrato de compraventa del terminal de buses de esta ciudad, que busca por parte de la administración comunal obtener recursos frescos para inyectárselos a la Corporación Municipal de Educación, debido a su frágil situación financiera.

El alcalde Fernando Paredes informó sobre la decisión de la entidad bancaria, aunque indicó que se han continuado efectuando gestiones y que existían “por lo menos dos (nuevas) entidades financieras interesadas en adjudicarse este leaseback”, las cuales estarían respondiendo en el transcurso de esta semana.

Antes de las negociaciones con el BancoEstado, en dos ocasiones previas se había licitado el leaseback sin que hubiese existido interés de ninguna institución financiera en realizar esta transacción.

En la licitación efectuada en febrero de este año se planteaba en las bases una transacción por un monto estimado de $1.300 millones a pagar en el plazo del contrato estipulado en 96 meses (8 años) con vencimiento para mediados del año 2028. La mencionada operación contó con la aprobación de la Dirección de Presupuesto del Ministerio de Hacienda. En dos licitaciones no hubo interesados, por lo cual se realizó un trato directo con BancoEstado y, ante el desestimiento del banco estatal, ahora se habría efectuado con otras dos nuevas entidades financieras.

De acuerdo a la licitación publicada en Mercado Público, la contratación de financiamiento mediante la operación leaseback tiene como objetivo financiar el incremento del aporte municipal solicitado por la Corporación de Educación, Salud y Menores de Puerto Natales.

Ello, por la situación deficitaria de la Corporación Municipal que se atribuye en parte al pago de las demandas ganadas por los docentes ante los tribunales por la no cancelación de los bonos proporcionales otorgados por la Subvención Adicional Especial. Se trataría de tres demandas que en conjunto implican un desembolso aproximado a los dos mil millones de pesos.

Para cancelar esta deuda se determinó realizar un leaseback, que es un instrumento financiero que permite transformar un activo fijo en liquidez. Esta operación se realiza mediante un contrato de compraventa, donde la empresa de leasing compra a su cliente alguno de sus activos fijos, entregándole liquidez mediante el pago del precio pactado por el mismo. Como el cliente tiene que seguir utilizando dicho activo en su actividad comercial, la empresa se lo entrega en arriendo mediante un contrato a un plazo determinado quedando a su disposición, al igual que en una operación de leasing convencional. Al final del periodo pactado existe también una opción de compra (de igual valor a las rentas mensuales) que permite el retorno del bien al propietario original.

La Prensa Austral

Be the first to comment

Deja un comentario