El primer concierto con distanciamiento social de Chile se hará en octubre

Espacio Broadway trabaja en un plan de reapertura que ya definió un festival de grupos nacionales encabezado por Chancho en Piedra. Parte del protocolo ya fue conversado con las autoridades. El modelo del evento, similar al que se usó esta semana en un show en Inglaterra, incluye el montaje de módulos separados por rejas, con mesas y sillas para un máximo de 10 personas cada uno.

No ha pasado una semana del primer concierto a gran escala con distanciamiento social en Inglaterra y las postales que dejó el evento siguen dando la vuelta al mundo. Las fotos -para algunos esperanzadoras, para otros casi surrealistas- de cientos de fanáticos separados en grupos de a cinco en un inmenso parque en Newcastle, presenciando el show del músico Sam Fender desde plataformas demarcadas con rejas y sin posibilidad de interactuar con otros asistentes, son la imagen más representativa del particular momento que vive la música en vivo en el año de la pandemia.

Una escena que se busca repetir en Chile en los próximos meses, con los primeros eventos que se realizarán en el país bajo esa inédita modalidad: como parte de un plan piloto de reapertura gradual, los administradores de Espacio Broadway, el emblemático centro de eventos de la ruta 68, trabajan actualmente en el que, por ahora, será el primer espectáculo masivo en formato presencial que se hace en Chile desde marzo, cuando el coronavirus obligó a suspender toda la actividad en vivo como se conocía hasta entonces.

“Nuestro objetivo es hacer el primer show del año en Chile”, declara José Antonio Aravena, propietario del recinto y responsable de un proyecto que pretende ver la luz en octubre. Usando los 90 mil metros cuadrados de áreas verdes de las que dispone el lugar -el mismo sector donde cada año se realizan eventos como el festival Fauna Primavera-, el plan es montar un espectáculo al aire libre con separaciones entre los asistentes, las medidas sanitarias correspondientes y tres o cuatro artistas nacionales en una misma jornada, con el grupo Chancho en Piedra ya confirmado para encabezar la cita.

En general, el espectáculo se planea con una lógica similar a la que mostró el concierto de Newcastle, aunque con ciertas particularidades. Al igual que en Inglaterra se habilitarán módulos privados para que el público se ubique frente al escenario, cada uno de éstos estará delimitado por rejas y tendrá una capacidad máxima de 8 a 10 personas (en Reino Unido el tope fue de cinco). En este caso, los espacios privados contarán con mesas y sillas para sus ocupantes.

Según explican los organizadores, el diseño del proyecto incluye 47 zonas de 8 módulos cada una, con un aforo total para todo el paño cercano a los 3.700 asistentes. El recinto completo contará con pasillos de 5 metros de ancho en las circulaciones principales, con caminos unidireccionales para trasladarse al sector de baños, cuyos accesos no tendrán puertas y permitirán un máximo de 30 personas en simultáneo.

Además, todos los asistentes deberán usar mascarillas y someterse en el ingreso a un proceso de toma de temperatura y pediluvios sanitizadores (limpieza de pies). Los técnicos y el personal de servicios y seguridad también deberá portar mascarillas y protección facial y certificar examen PCR negativo realizado máximo siete días antes del evento.

Be the first to comment

Deja un comentario