Intendente reconoce que quizás ha faltado un control más estricto con pasajeros que llegan a Punta Arenas

Autoridad regional admite que hay un porcentaje importante de la población que ha cumplido, pero otro segmento se ha “relajado” en la prevención sin respetar distanciamiento.

A 24 horas de que la comuna de Punta Arenas retrocediera al paso 2 en el plan de desconfinamiento por el control del Covid-19 y se aplicara una cuarentena desde mañana los fines de semana y festivos, el intendente de Magallanes, José Fernández, insistió ayer en llamar a que la población asuma un comportamiento responsable de cuidado, prevención, respetando todas las medidas que sistemáticamente transmite la autoridad de Salud.

“Acá hay un gran porcentaje de la población que ha cumplido con todas las medidas, desplegando su esfuerzo en cuidarse, pero hay un porcentaje menor que no siempre ha cumplido con ello”, precisó.

A modo de ejemplo citó que de acuerdo a lo que él ha sabido por el trabajo de vigilancia y control que despliegan los soldados conscriptos en los centros comerciales, se ha visto que la misma gente no respeta la distancia entre uno y otro al momento de esperar ingresar a un local.

Límite de clientes

Otros tampoco respetan el límite de personas que deben estar dentro de un local pequeño. “Hay negocios que tienen señalizado para tres clientes y a veces ocurre que hay personas que igual ingresan sin respetar el límite establecido”, sostuvo.

Para el intendente es clave que todos colaboren responsablemente y afirma que incluso hay algunas personas que al momento de dar positivo con coronavirus no siempre cuentan en detalle con qué otras personas estuvieron y así también es difícil seguir la trazabilidad.

Consultado respecto a la necesidad de mayor control en el cordón sanitario ante personas que llegan a la región desde la zona central, la autoridad puntualizó que efectivamente quizás ha faltado un control más estricto en el aeropuerto de Santiago y así evitar que lleguen pasajeros que al llegar a Punta Arenas no pueden desembarcar porque no llegan a cumplir actividades esenciales. “Todos los días se están devolviendo tres a cuatro personas, pero tampoco hay que pensar que los mayores focos ocurren por personas que han llegado del norte”, afirmó.

José Fernández señaló que los últimos brotes masivos conocidos han sido por trabajadores de pequeñas plantas pesqueras y por muchos magallánicos que se juntan los fines de semana en alguna convivencia social donde se aglomera más gente en espacios reducidos sin respetar el distanciamiento social y comparten por muchas horas durante la madrugada.

Requerido por si en esta situación también hay algún grado de responsabilidad de las empresas salmoneras, el intendente expresó que de acuerdo a lo que sabe las empresas han sido rigurosas en controlar a su personal al momento de enviarlo a los centros de cultivo y que todos ellos son sometidos a continuos monitoreos para evitar eventuales focos de contagio en los mismos centros de cultivo.

La Prensa Austral

Be the first to comment

Deja un comentario