Vacuna contra el coronavirus fue probada en voluntario sano por el Imperial College de Londres

Investigadores del Imperial College London iniciaron este miércoles 24 de junio las pruebas de su vacuna candidata contra el coronavirus, al suministrarle una pequeña dosis del medicamento a su primer voluntario sano.

Hemos alcanzado un hito significativo en este estudio innovador con la primera dosis de una vacuna de ARN autoamplificador administrada de manera segura. Ahora estamos listos para probar la vacuna en la fase de evaluación de dosis antes de pasar a evaluarla en grandes cantidades”, afirmó la doctora Katrina Pollock, del Departamento de Enfermedades Infecciosas de Imperial e investigadora principal del estudio.

Los ensayos son la primera prueba de una nueva tecnología de ARN autoamplificador (saRNA), que tiene el potencial de revolucionar el desarrollo de vacunas y permitir a los científicos responder más rápidamente a las enfermedades emergentes, informó el Imperial College London mediante un comunicado de prensa.

Evaluación en humanos

El profesor Robin Shattock, del Departamento de Enfermedades Infecciosas de Imperial y quien lidera el trabajo, sostuvo: “el primer participante (en recibir la dosis) marca un paso importante para nuestra plataforma de vacuna saRNA, que nunca antes se había probado en humanos“.

En este sentido y con el inicio de una nueva fase de pruebas Shattock señaló que ahora esperan “el reclutamiento rápido para el ensayo y así poder evaluar tanto la seguridad de la vacuna como su capacidad para producir anticuerpos neutralizantes que indiquen una respuesta efectiva contra Covid-19″.

Reclutamiento de voluntarios

Los investigadores de la instancia manifestaron que luego de esta primera dosis recibida por el candidato voluntario, prevén administrarle una segunda dosis refuerzo dentro de unas cuatro semanas .

Sin embargo, esta no será la única persona en recibir el antídoto. Se espera que otras reciban una primera dosis en los próximos días. Todos ellos bajo la supervisión y vigilancia del equipo clínico, quienes se encargarán de monitorear de cerca a todos los participantes por seguridad y para ver si producen anticuerpos contra el SARS-CoV-2.

Al respecto la instancia precisó que unos 300 participantes sanos recibirán las dos dosis de la vacuna y dependiendo de cómo sea la respuesta inmune de los voluntarios, se planearían ensayos más grandes para más adelante en el año.

La profesora Fiona Watt, presidenta ejecutiva del Consejo de Investigación Médica, que ayudó a financiar el ensayo, expresó : “el desarrollo de esta vacuna ha sido asombrosamente rápido, en comparación con los años que normalmente lleva hacer una; es el resultado del trabajo notablemente duro y colaborativo de los científicos y los investigadores”.

La investigación para esta vacuna candidata ha sido apoyada por el Consejo de Investigación Médica del Reino Unido, Investigación e Innovación del Reino Unido, el Departamento de Salud y Atención Social, el Departamento de Negocios, Energía e Estrategia Industrial, el Instituto Nacional de Investigación en Salud, junto con numerosas donaciones filantrópicas.

Be the first to comment

Deja un comentario