CPC exige se concreten políticas claras y proactivas en la actividad portuaria

Como una “mala señal” fue calificada por CPC Magallanes, la intención de la Empresa Portuaria Austral (Epa), empresa del Estado, de reajustar sus tarifas tras finalizar el primer semestre del año aduciendo un aumento en el costo de IPC entre otros ítems.

Tras el envío de una notificación a 60 usuarios se presentó una queja formal lográndose la congelación de las tarifas, pero con la “promesa” de revisar la aplicación del reajuste en el segundo trimestre, de acuerdo con el comportamiento de la actividad económica.

“La pretensión de aumentar las tarifas portuarias justo en medio de la peor crisis sanitaria y económica que ha vivido nuestro país de las últimas décadas nos parece como mínimo desubicado, y nos preocupa mucho que las autoridades de la Epa y del Sistema de Empresas públicas esté tan desalineada con la realidad. El sector productivo que está involucrado en la actividad portuaria, trabajadores y empresas, esperan que existan incentivos para reactivar esta área de la economía, no todo lo contrario”, dijo el Presidente de CPC Magallanes, Alejandro Kusanovic.

El dirigente gremial recordó que, en términos de carga por container, en este último mes se redujeron las recaladas en un 50% lo que genera un impacto en la actividad completa. Por lo mismo exigió que se genere una política tarifaria y de administración de los puertos que estén alineados con el desarrollo de Magallanes.

Indicó que Empormontt, en la región de Las Lagos, decidió congelar las tarifas dada la crítica situación del sector portuario, mientras que la Epa, que había reajustado entre un 10 a un 15 por ciento sus tarifas el año pasado, anuncia un aumento. “Nos parece absolutamente descriteriada esta medida y esperamos que tanto la SEP como el Directorio de la Epa vuelvan a conectarse con la realidad.”

Be the first to comment

Deja un comentario